¡La cura del cáncer infantil no se detiene!

En estos tiempos donde todo es coronavirus la atención del cáncer infantil no puede esperar.

Ante esta situación de emergencia y la imposibilidad de detener el  servicio el equipo de la Fundación Pérez Scremini trabajó en la elaboración de un protocolo con medidas extraordinarias que fueron aplicadas el mismo viernes 13 de marzo. Siempre alineadas a las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública.

El aislamiento social no es impedimento para que el equipo psicosocial de la Fundación  continúe la intervención que desarrolla día a día y el acompañamiento a las familias que se encuentran cursando la enfermedad.

Con la emergencia sanitaria aumentó el número de familias que tienen sus necesidades básicas insatisfechas y la respuesta desde el servicio social acompañó ese crecimiento. Se quintuplicó el número de canastas de alimentos entregadas mensualmente. A las mismas se les incorporó un kit de artículos de higiene y se adaptó el contenido a la contingencia. También se está dando respuesta a otras necesidades que surgen con la entrega de abrigo, frazadas, camas, calefones y otros materiales que las familias requieren.

Con las canastas se entregan guías y materiales informativos de cuidado del paciente oncológico en contextos de COVID-19,  librillos de actividades vinculadas al aprendizaje y la estimulación cognitiva a través de juegos, ejercicios y recetas para hacer en familia. Además esto se acompaña con la atención psicológica telefónica y a través de video llamadas y whatsapp.

En Montevideo el equipo psicosocial es el encargado de llevar adelante estas acciones que son replicadas en todo del país a través de las embajadas de voluntarios.

VOLVER A TODAS LAS NOVEDADES
2020-04-30T16:18:32+00:00